¿Quién es quién?

Grandes dudas, grandes retos...

“Cuando llegó aquel día a la tranquila plaza y se sentó en el banco, no sin antes haber despejado su asiento de las hojas secas -pues era otoño-, jugaban allí cerca, como de ordinario, unos chiquillos.

Y uno de ellos, poniéndole a otro junto al tronco de uno de los castaños de Indias, bien arrimadito a él, le decía: <Tú estabas ahí preso, te tenían unos ladrones…> <Esque yo…>, empezó malhumorado el otro, y el primero replicó: <No, tú no eras tú…>.

Augusto no quiso oír más; levantóse y se fue a otro banco. Y se dijo: <Así jugamos también los mayores. ¡Tú no eres tú! ¡Yo no soy yo!> . Y esos pobres árboles, ¿son ellos? Se les cae la hoja antes, mucho antes que a sus hermanos del monte, y se quedan en esqueleto, y estos esqueletos proyectan su recortada sombra sobre los empedrados al resplandor de los reverberos de luz eléctrica. ¡Un árbol iluminado por la luz eléctrica! ¡Qué extraña, qué fantástica apariencia la de su copa en primavera cuando el arco voltaico! ¡Y aquí que las brisas no los mecen…! ¡Pobres árboles que no pueden gozar de una de esas negras noches del campo, de esas noches sin luna, con su manto de estrellas palpitantes! Parece que el plantar cada uno de estos árboles en este sitio les ha dicho el hombre: <¡Tú no eres tú!>, y para que no lo olviden le han dado esa iluminación nocturna por luz eléctrica…, para que no se duerman…, ¡Pobres árboles trasnochadores! …”   (Niebla – Miguel Unamuno)

——————————

No me acuerdo, por más que lo intento no consigo acordarme del día que se creó el mundo para mí. ¿De verdad fue un 3 de octubre de 1991?, tendré que fiarme. De repente un día fui consciente de mí mismo y empecé a dar pinceladas de realidad a través de mi cuerpo y, poco a poco, he ido almacenando todas esas impresiones en el “buzón de mi memoria” (y sigo) hasta ahora.

Quizá en una tarde lluviosa o en unas tardes lluviosas, empecé a preguntarme cosas que trascendían lo cotidiano: ¿Qué es la realidad?, ¿Qué soy yo? o más aún ¿Quién soy yo?, ¿Qué sentido tiene todo esto? o más aún ¿Qué sentido tiene plantearse todo esto?. Fueron esos días, los que definieron la manera de ver la vida, cambiaron la perspectiva y “me sacaron” de ideas preconcebidas o conceptos aceptados por simple inercia. Todo lo que implica vivir en una sociedad (valores, paradigmas, costumbres…) nos conforma, nos construye como personas pero también nos orienta en una dirección, o dicho de otra manera, un propósito que con sus pequeños matices es siempre similar: ser “Another Brick in the Wall” -cita de Pink Floyd-.

Lo interesante por tanto, es qué nos define y sí sólo somos una parte más de la sociedad, un grano de arena o podemos ir más allá, ser únicos e independientes. Yo creo que formular estas preguntas marca la diferencia entre la persona cotidiana, la que forma la masa, y la especial, la que la trasciende, por eso, tomar como reto el entender qué somos, ¡Qué es esto! te define y te hace vivir de una manera intensa, con la curiosidad como timón y la voluntad como motor.

Por cierto… 

Anuncios

Música para Soñar

Ya falta poco, nos quedan unas horas para terminar el año 2010 y, <<¡Qué gran año!!>>, ha estado lleno de experiencias -buenas y malas- , que me han hecho volver a una segunda infancia donde todo ha sido nuevo, curioso e interesante.

Pero lo que siempre me acompañado este año, y años atrás ha sido la música. Creadora de sentimientos, de ideas, me ha hecho reflexionar, relajarme o alegrarme cuando lo he necesitado pues siempre puede ofrecerte una de sus muchas caras en el momento más oportuno.

Voy a despedir el año con la segunda parte de una obra que nunca me canso de escuchar: El Concierto de Aranjuez.

Espero que la disfrutéis; esta es la música ideal para dormir soñar os propongo que os la pongáis en la cama, o sencillamente para relajaros, y que os perdáis en ella. Feliz 2011!

Volviendo a la infancia

Hoy mientras estudiaba Zoología, me he puesto a recordar aquellas tardes de hace 9 o 10 años que me pasaba jugando a los Pokémon. Una pequeña pantalla me sumergía en un mundo de increíbles criaturillas, que me fascinaban hasta el punto que me las aprendí todas.

Si en esos momentos, me hubieran dicho que en un futuro me dedicaría a estudiar animalejos, con toda su inmensa variedad, seguramente hubiera deseando empezar cuanto antes. Ahora con mis 19 años, el momento ha llegado pero no capturo animales con “pokeball”, los meto en formol, sino que me planto delante de los libros para descifrar los designios de la zoología.

Hoy me estoy peleando con los moluscos, y por eso me apetece presentaros a unos animales bastante peculiares, los Nudibranquios.

No, no es un pokémon de fuego...

Aunque parezcan de plastilina, estos animalitos tan vistosos son reales y pululan libremente por nuestros mares. En cuanto a su clasificación, se trata de moluscos gasterópodos (como los caracoles) y su nombre hace referencia a los “ramos” de branquias que tienen en la parte trasera, y que están al desnudo. Si observamos su curiosa anatomía, podemos apreciar un par de “cuernecillos” -los rinóforos- cuya función es olfativa, y tienen un papel importante en la comunicación sexual. Las branquias pueden presentarse formando “plumas” y en algunos casos son retraibles lo que supone una ventaja en situaciones defensivas; si miráis las fotos, podréis ver una serie de protuberancias a lo largo del cuerpo, son las ceratas y les sirven para aumentar la superficie del cuerpo en el intercambio gaseoso, camuflarse con el entorno y para defenderse.

 

Se alimentan principalmente de esponjas o anémonas de las que incorporan diversas sustancias tóxicas que utilizan para preservar su integridad y no ser comidos. Aviso de esto es su gran colorido (coloraciones aposemáticas). Una de las cosas que más me ha sorprendido es que aprovechan los cnidocitos de los cnidarios que ingieren, esto es, si se alimentan de cnidarios (como las anémonas) pueden aprovechar las células urticarias de las mismas, acoplándolas en las ceratas a través de su intestino y unos conductos específicos. Imaginad que estáis tan bien adaptados al medio que además de aprovechar la carne de vuestra víctima, pudierais adaptar sus armas a tu cuerpo y salir tan campante.

-Las fotografías son de National Geographic, y ciertamente son impresionantes, aquí os dejo la fuente: http://ngm.nationalgeographic.com/2008/06/nudibranchs/doubilet-photography

-Si os pica la curiosidad y quereis saber más: http://www.asturnatura.com/articulos/opisto/opistobra.php

La verdad es que cada día me sorprendo más con la biodiversidad…

Vídeo: La célula en “fantasías disney”

Pues me encontraba estudiando el interesante mundo de los filamentos de actina y sus peculiaridades – un poco aburrido ya- cuando me he topado con este maravilloso vídeo. Los procesos que han reproducido en él están conseguidísimos y aunque no sepáis que está pasando en cada momento, merece la pena verlo. Espero que os guste!

Más información —> http://www.xvivo.net/

Interrail (3ª Parte y última) – Qué me llevo?

Bueno, esta va a ser la última entrada  en la que hable acerca del Interrail, ya conocemos más o menos en qué consiste y qué tener en cuenta a la hora de planificarlo, por eso, ahora toca la última parte: Qué me llevo?

-Empecemos por el principio:  ¿dónde llevo lo que llevo?

Para llevar todo el equipaje podemos elegir entre una gran variedad de bolsas, maletas, mochilas, sáculos y/o zurrones de mendigo, así pues, sois libres de elegir, pero mi recomendación es la siguiente. Si nos vamos a alojar en hostales carillos,  descartamos totalmente los campings o dormir en la calle etc. y nos vamos a mover sólo por una zona quizá sería preferible llevar maleta, principalmente porque no pesa (si va con ruedas) y que el acceso al interior es más cómodo. Sin embargo, si el tipo de viaje es más “aventurero” y “movido” recomiendo sin duda la mochila. De entrada, es más cómoda de manejar, abulta menos -por lo general- que una maleta, si llueve podemos ponerle un cubremochilas, podemos llevarla por cualquier terreno (sea o no sea liso), sirve de apoya-cabezas (parece una tontería pero ya me diréis si se os da el caso) y luego claro cumple totalmente con el espíritu interrailero. Lo que sí es muy importante es llevarla bien ajustada, me acuerdo de los primeros días que la llevábamos colgando y la espalda nos comenzaba a protestar a nada…

Sólo para especiales

La auténtica perroflautera

Realmente la mochila no la vamos a llevar todo el tiempo. Por lo general, lo que hacíamos nada más salir del tren era ir al albergue donde tuviéramos reserva para dejar todos los bultos en consigna, después, con una mochila pequeña , se llevaba lo necesario para el momento. En resumen, dependiendo de cómo os lo vayáis a montar, maleta o mochila para llevar el conjunto y una mochila pequeña para los pertrechos personales.

-Siguiendo por la mitad:  ¿Qué llevo?

Esta lista que os pongo es la que me hice en su momento. Desde aquí os digo que de todo lo que llevé (sobre todo en cuestión de ropa), necesité la mitad. Lo más importante en esto es reducir el peso, en una mochila de 60 L, el máximo recomendable es un 10% del peso corporal; sinceramente cuantas menos cosas os lleveis más lo agradecereis luego, (no os imagináis el martirio de andar 2h buscando un albergue con la mochila a cuestas).

-Ropa–> Nosotros nos lavamos a mitad del viaje (a los 10 días), por tanto con la mitad os vale.

  • -4x pantalones (Dos largos, Dos Cortos) #
  • -10x Camisetas (Tres largas y seis cortas) #
  • -10x Calzoncillos #
  • -10x Pares calcetines #
  • -2x Zapatillas #
  • -2x Cinturones #
  • -Bañador  #

-Comida–> Viene perfecta para el primer viaje, y los demás trenes en general….

  • -Jamón Serrano de hembra #
  • -Atún # -Pan (Hacendado de avena) #
  • -Aquarius 1l #
  • -Agua 1l X

-Varios–>

  • -Cojín cervical #  Realmente es incómodo
  • -Navaja Suiza #  Su uso fue anecdótico
  • -Candado # Lo llevé y lo tuve de adorno
  • -Botiquín (Paracetamol, Zitromax, Fortasec, Fungusol, Condones). # Esto sí es imporante
  • -Libros (El médico, Chamán) # Al final la conversación se acaba, recomendable para los viajes
  • -Mapa de Europa # Uso anecdótico
  • -Cuaderno y bolígrafo # La idea de hacer un diario es muy buena, nosotros lo hicimos y luego recordar todo es de lo mejor…
  • -Bolsa de basura para la ropa sucia # Quizá lo más útil que lleves
  • -Cámara de fotos #
  • Móvil con güay-fay # Viene dpm cuando necesitas información
  • -Mochila pequeña  # Bastante recomendable

-Aseo–>

     

  • -Chanclas # Imprescindibles si queréis evitar (sífilis, gonorrea, embarazo no deseado etc.)
  • -Gel y Champú #
  • -Cepillo y pasta #
  • -Toalla # Una pequeñita que seque o una grande valdría (al final se agradece algo que seque)
  • -Corta uñas X
  • -Desodorante #

-Documentación–>

  • -DNI -Pasaporte
  • -Tarjeta Sanitaria Europea
  • -Carné Joven (usal)
  • -Billete Interrail …
  • -Tarjeta Crédito

-Terminando por el final: Ultimando detalles

Descontando todo esto, yo diría que faltan dos o tres cosas todavía más importantes. Es imprescindible llevar lo que se denomina “el amigo navegador”, es el que se va a dedicar a coger los mapas de cada ciudad -que te darán en los albergues-, descifrarlos y guiarte felizmente -saludos a Lafora-. Sino no te quedará otra que con paciencia y a base de error y repetición llegues a tu destino; otro imprescindible es el “amigo traductor”, es muy recomendable llevar en el inventario a un amigo que sea bilingüe y que, en caso de que falle el amigo navegador, entre éste en acción y nos solucione la situación -saludos Bruce-. Por último, después de hacer el viaje, si me preguntaran qué ha sido lo que más me ha hecho falta, diría “las ganas”, son fundamentales. Te serán necesarias para: patear ciudades enteras, aguantar a tus amigos (no siempre es fácil), mal comer, mal dormir, perder trenes, esperar un ferry un día entero, madrugar después de salir de fiesta y aún así pasártelo realmente bien.

El "navegador" y el "traductor"

Pues bien, en estos tres post, he descrito muy rápida, incompleta y superficialmente, todo lo necesario para hacer un buen viaje por europa al más puro estilo Interrailero… Realmente todo esto son una serie de consejos que os pueden ser -o no- útiles. Ante todo os animo a que lo probéis por vosotros mismos, merece la pena sin duda.

Un Saludo y no dudéis en hacer ninguna pregunta!

Interrail (2ª Parte) o qué tengo que tener claro

Hola de nuevo, en la anterior entrada os hablé acerca de las “cuestiones técnicas” propias de un billete de tren. Hoy me apetece hablaros de algo más propio, más subjetivo y que espero que os guste más.

La verdad es que la idea de hacer este tipo de viajes, por lo general, surge de espontáneo un martes por la tarde tomándote la 4ª caña cuando ya vas un poco encendido. El problema de esto es que, estas ideas, tan pronto como surgen, se pierden el siguiente martes con las siguientes cañas, y es aquí donde entramos en uno de los primeros requisitos, saber qué se quiere hacer.

Si tenemos claro que queremos hacer un interrail, lo primero será decidir cómo lo vamos a plantear: o bien muy planificado o bien  “flexible”. La verdad es que para elegir una cosa u otra intervienen muchos factores, desde la pura pereza de estar atando todo, hasta que prefiramos no saber en que punto de europa nos vamos a encontrar al día siguiente; personalmente prefiero una mezcla de ambos. En mi caso, cuando intentábamos  planificar el viaje, siempre acabábamos discutiendo sobre tonterías, -pero era divertido-; al final de todo eso, quedó un itinerario fijo de países y ciudades que más o menos seguimos.

Todo lo demás, no tiene precio

Para mí la filosofía del viaje era contrastar lo máximo posible las culturas de los diferentes países, por eso, intenté que fuera lo más variado posible, lo que supuso que fuésemos a una media de 3 días por ciudad, y la verdad es que la experiencia fue buena, muy buena. Si bien es cierto que las cosas no se ven con el detenimiento que debieran, la recompensa de ese contraste, el ambiente de viaje continuo, y esa “magia del tren” no tienen precio.

Una de las cosas que quizá tenemos que tener clara es que, de todo lo que pensemos  que necesitamos o que vamos a hacer, necesitaremos la mitad y haremos cosas bastante diferentes respectivamente. No quiero decir con esto que no se pueda llevar cierta previsión, pero os puedo asegurar que las mejores -y peores- cosas que te pasarán son las que no tienes planeadas.

Otro punto a tener en cuenta son quienes van a ir contigo en el viaje, esto es muy importante porque vas a depender de ellos y ellos van a depender de ti. Lo ideal es que sea gente con a la que no profeses pensamientos oscuros y que no tengan feas costumbres. En cuanto al número de compañeros, lo ideal

Tres no son multitud...

son 2; así uno hará de balanza que equilibre las partes y no se formaran parejitas, ni divisiones ya que es demasiado pequeño para que haya rupturas y suficientemente grande para que no te atraquen para que sea divertido.

Para planificar las rutas esta página es imprescindible, de hecho es la página que más visitamos: http://www.bahn.de/i/view/ESP/es/index.shtml

Al principio será un poco engorrosa de utilizar pero luego veremos que es una maravilla, por lo demás aquí os dejo los marcadores que utilicé para planificar un poco todo.

Nos vemos!

P.d: en el siguiente post, terminaré de hablar sobre el interrail, os contaré qué llevé y qué me hizo falta realmente.

Interrail o qué hacer con tu verano

Diréis que llevo un pequeño desfase hablando de verano por estas fechas, pero con estas cosas ya se sabe lo que pasa, empiezas a recordar y a decirte “qué bien estaba yo por aquellos días, sin presiones, sin exámenes, tocándote la huevera“… Y es por eso precisamente, por lo que  me apetece hablaros de una propuesta de verano: Interrail.

Empecemos. El interrail es un billete  especial que te permite viajar por todo Europa -y algunos países anexos-, a un precio bastante asequible. Para que os hagáis una idea, es como coger todos los billetes necesarios para ir de Paris a Budapest, concentrarlos en uno y rebajar su precio considerablemente, sale bien eh?.

Cortesía de Lafora

El billete interrail, no es un billete único, esto es, tiene diversas modalidades. El coger una u otra depende principalmente del tipo de viaje que quieras hacer; sino recuerdo mal, eran las siguientes:

  • Pases globales: Puedes visitar los países que quieras -dentro de la oferta- durante nada menos que 22 días o un mes.
  • Pases globales “flexibles”: Es parecido al anterior, puedes ir donde quieras con total libertad teniendo en cuenta los días de viaje (5 días de viaje en 10 días totales o 10 días de viaje “jornadas” en 22 totales). Este es el que escogí yo.
  • Pases locales “flexibles”: Elige este si quieres visitar una de las cuatro zonas (por ejemplo, la zona 1 comprende Francia, Alemania, Gran Bretaña, Noruega y Suecia). Dentro de este tipo de pase podemos escoger entre 3, 4, 6 u 8 días dentro de un mes total de viaje.

Una de las grandes ventajas que tiene el pase, es que no solo se reduce “a los railes” sino que también incluye autobús y ferry (aunque en este último dependiendo del trayecto, solo son descuentos). Por tanto si estáis pensando en ir a alguna isla de Grecia o Italia, consideradlo.

Por estas alturas, si seguís leyendo os preguntareis cuanto cuesta el dichoso pase. Pues bien, según la modalidad escogida los precios varían notoriamente. Por ejemplo, en el pase global dentro de las opciones descritas, el precio puede ir desde los 159 € hasta los 399€, según la duración del  viaje. Aún así no todo son ventajas. En algunos países como Francia tienes que pagar ciertas tasas, que te exigen por ejemplo, si viajas en trenes de alta velocidad, o con alguna característica especial; aquí entra la decisión del viajero entre elegir el camino más corto (pagando un poco más -de 4 a 10€-) o coger rutas alternativas más lentas pero exentas de pago adicional… No obstante. como se suele decir, esto sería en teoría pero luego la experiencia te hace ver que las cosas no son ni blancas ni negras, es decir, que en algunas ocasiones es posible que el revisor no venga o que “sin querer” se te olvide pagar la tasa y así viajes hasta que te la hagan pagar -en el mismo tren-, o termines el viaje felizmente.

Como anécdota, nosotros solíamos “equivocarnos” y de entrada meternos en primera clase, media hora después el revisor nos decía amablemente que nuestro billete solo comprendía la segunda clase y nos invitaba a abandonar el vagón. Algo de picardía no viene mal, pero hay que saber donde parar para evitar algún problemilla que otro.

Bueno, más o menos y a grandes rasgos, esto es el billete Interrail, en próximas entradas os contaré como fueron los preparativos, las expectativas y la organización.

Saludos

P.d: por si quereis más información aquí os dejo unos links.